Tudanca pierde fuelle ganadero

22 de Marzo de 2012
Versión para impresiónEnviar por e-mailVersión PDF
Tudanca pierde fuelle ganadero

Que la despoblación en pueblos y aldeas principalmente en zonas de alta y media montaña de Cantabria cada vez es más acusado, va a más a medida que pasa el tiempo, sin que hasta la fecha haya sido posible detener, pese a intentarlo a base de planes dirigidos al medio rural, con subvenciones y ayudas oficiales provenientes de las distintas administraciones, incluida la Unión Europea. Un fenómeno que no ocurre solamente en Cantabria, sino en todo el territorio español. Los pueblos envejecidos, sin relevo generacional en el sector primario como se deduce de cuanto viene sucediendo.

Como referencia hoy traemos a esta sección, al municipio de Tudanca compuesto por cuatro pueblos: Tudanca (capital), La Lastra, Sarceda y Santotís, que en conjunto hace 20 años tenían 460 habitantes, en estos momentos no llegan a los 200, concretamente tiene 185, un alto porcentaje por no decir casi todos, gente jubilada, según el alcalde Manuel Grande Martínez, ganadero local, a quien no sorprende mucho esta situación, incidiendo en que la economía en el municipio se mantiene gracias a las jubilaciones y las subvenciones.

El despoblamiento y la falta de interés de las nuevas generaciones reducen a 15 el número de las explotaciones.

Explica el primer edil de Tudanca las razones por las que la ganadería ha ido a menos en el municipio. En primer lugar, porque los ganaderos que se jubilan no son sustituidos 'por nadie', de ahí que sólo quedan en activo poco más de una docena de explotaciones. Jóvenes, chicos y chicas, quedan pocos, sobre todo féminas, que buscan acomodo fuera de sus pueblos. Hace tres años que no nace un niño en el municipio. 'La ganadería se va terminando' recalca el alcalde que rige los destinos del Ayuntamiento, con un presupuesto anual en torno a los 250.000 euros.

Para Manuel Grande sería bueno que se crearan, como alternativa en los pueblos de Tudanca casas rurales o algo así y que el museo de La Casona de Tudanca estuviera abierta todo el año como reclamo turístico, 'una joya a la que no se saca el rendimiento adecuado'. No se queja de las ayudas que reciben para servicios, y de tipo rural. Se ha hecho bastante en los últimos años, sobre manera obras hidráulicas y de medio ambiente. Una cosa positiva reconoce, que algunas casas de los pueblos se restauran, propiedad de nativos, como segunda residencia.

El mayor número de habitantes y de ganaderos se localizan en Tudanca, con siete explotaciones; tres en Santotís; otros tres en Sarceda y dos en La Lastra; todos manejan ganado vacuno de razas cárnicas: limusinas, charolesas, mestizas y tudanca salteada en alguna explotación. Una cabaña completa de tudanca no hay en el municipio que lleva el nombre de esta raza. Increíble pero cierto. ¡Qué diría don Celso! el personaje de 'Peñas Arribas', de José María de Pereda.

Hace dos años había en el municipio 22 explotaciones de vacuno con 898 cabezas; dos rebaños, con 24 ovejas y 14 manadas de caballar, con 308 reses. 1.220 cabezas en total. Hoy el censo de vacuno es mucho menor, lo mismo que el de otras especies.